NOTICIAS
Escrito por Miquel de Moragas    Miércoles, 22 de Febrero de 2012 09:16    PDF Imprimir E-mail
La radio y el Día Mundial de la Radio de 2012
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Imagen: Portal de la Comunicación InCom-UAB

Este texto, elaborado por Miquel de Moragas, tiene su origen en la preparación de la intervención del autor en la Jornada "Por una radio más global y competitiva", organizada por el Colegio de Ingenieros y Peritos de Telecomunicaciones de Cataluña (COETTC) el 21 de febrero de 2012.
El mes de octubre de 2011, a partir de una iniciativa de la Academia Española de la Radio, la Unesco acordó declarar el 13 de febrero como e Día Mundial de la Radio. Con este motivo la Unesco reclama la organización de actividades académicas y de difusión que puedan enaltecer los valores específicos de la radio en la era actual de cambios acelerados en el sistema de comunicaciones. Más en concreto, se nos invita a hacer una reflexión sobre la aportación potencial de la radio al desarrollo de los pueblos, al pluralismo democrático, a la protección de la diversidad cultural y a la participación social.

Para conmemorar este día el COETTC me invitó a participar en una Jornada con el título de "La radio: global y competitiva", y al preguntarme qué subtítulo proponía para mi intervención se me ocurrió proponer un título alternativo y complementario: "Global y competitiva o local y participativa?" porque sigo entendiendo que la radio también es, o fundamentalmente es, local y participativa. Pero antes de llegar a este punto deberíamos considerar diversas dimensiones del fenómeno radiofónico en la era digital. Por lo menos las siguientes:

1. Su dimensión de instrumento para el desarrollo de los pueblos.

2. La dimensión jurídico-política (en relación con las normas de regulación y acceso).

3. La dimensión cultural y educativa (en tanto que puede dar y quitar voz a identidades y grupos sociales).

4. La dimensión profesional (que gestiona la producción de contenidos y organiza la programación).

5. La dimensión económica (que busca equilibrios entre los costes de producción, la financiación y las audiencias)

6. Finalmente, y no la menos importante, su dimensión tecnológica (para adaptarse a las nuevas posibilidades y requerimientos de la digitalización).

Las tecnologías de la comunicación y la interpretación ergonómica de los medios

Una forma de aproximarnos a estas funciones es seguir - y corregir- algunas de las grandes metáforas de McLuhan sobre los medios.

McLuhan decía que los medios representan una extensión (o prolongación) de los sentidos humanos, la radio sería, pues, una extension del sentido del oído, creando nuevos espacios a la experiencia humana. Otra de las frases famosas y sugerentes de McLuhan dice que "cuando telefoneamos o cuando escuchamos la radio no tenemos cuerpo", es decir, que podemos superar las limitaciones de espacio y tiempo de nuestros sentidos humanos. La radio representa en este sentido una experiencia extraordinaria de la comunicación humana.

Obsérvese que la interpretación de la radio como medio de comunicación se relaciona (inicialmente y prioritariamente) con el cuerpo humano y sus competencias comunicativas. Corrigiendo a McLuhan, sin embargo, podemos decir que no es propiamente la tecnología el factor determinante - aunque sea indispensable- de este proceso, sino la experiencia simbólica que relaciona tecnología y significación. No es propiamente la tecnología, sino el lenguaje lo que permite la comprensión humana de la realidad. Este enfoque, en lugar de alejarnos del contenido (punto crítico de la teoría de "el medio es el mensaje" de McLuhan), nos aproxima a él.

Así, pues, una de las claves de interpretación del sistema comunicativo deberemos buscarlo en las formas de adaptación de los medios (artificiales) a las características (naturales) del cuerpo humano.

Los cambios tecnológicos hacen que los medios se adapten, cada vez más, a las necesidades ergonómicas de sus usuarios (receptores). Más que ser el cuerpo humano quien debe adaptarse a la tecnología es la tecnología la que se va adaptando a las necesidades del cuerpo humano. Por ejemplo, el transistor significó una primera adaptación de los medios a la necesidad de movilidad del cuerpo, para hacer una llamada desde la calle ya no es necesario "ir a buscar" una cabina telefónica, podemos llevar el teléfono en el bolsillo, para ver la televisión ya no es necesario concentrarse en una sala de estar rediseñada para dar cabida al aparato de televisión.

La convergencia digital acelera este proceso y adapta los medios a las necesidades ergonómicas y de uso.

Esto ya no es futuro, sino presente, tenemos pantallas diferentes- todas con la posibilidad de ofrecer los mismos servicios- para cada posición del cuerpo: una "pantallita" para cuando vamos a pie (móvil), una pantalla para cuando trabajamos en el despacho (el PC), una gran pantalla (la tele) para cuando estamos sentados en el sofá.

Los medios y sus funciones no son realidades fijas, sino adaptativas, así, los atributos, las funcionalidades de la radio, cambian (se adaptan) a los cambios del sistema comunicativo.

 ¿Qué gana y que pierde la radio en la era digital?
 Con la evolución de los medios la radio ha ido perdiendo, pero al mismo tiempo, ha ido ganando, competencias.

Con la aparición de la televisión la radio perdió exclusividad en muchos aspectos, y tuvo que reubicarse en un nuevo horario de audiencia, buscar su propio prime time (06:00 a 12:00, cuando se concentra más del 50% de la audiencia radiofónica) pero también ganó (gracias a la tecnología) nuevos lugares de recepción: la calle, el coche, los diversos lugares del hogar). El advenimiento de la televisión también significó la revalorización de la radio como medio "sonoro", basado en los tres principales atributos de su lenguaje: la palabra, los efectos sonoros y la música, no por separado, sino como un lenguaje articulado de voz, sonido y música. Volveremos a este punto.

Con la llegada de Internet la radio también ha ganado y ha perdido. Ha perdido su liderazgo, o su exclusiva, en la oferta "de inmediatez de información", hoy multiplicada por la instantaneidad de sonidos, imágenes y datos en nuestros pequeños teléfonos móviles. La radio ha perdido la exclusiva de la ubicuidad (recepción en cualquier punto), por que hoy esto también es competencia de la televisión e internet, con la telefonía móvil.

Pero la radio también ha ganado en varios aspectos. Ha ganado, por ejemplo, en la multiplicación de sus espacios, locales e internacionales. La internacionalización de la radio ya no es cosa exclusiva de las grandes corporaciones (BBC, Voice of America, Radio Moscú). La radio por internet permite la difusión mundial de los contenidos de origen local.

La radio se ve beneficiada por su vinculación a las plataformas multimedia, por la digitalización de la producción, que permite la informatización de sus fondos sonoros y documentales. Aparecen los llamados "bitcasters", radios que emiten por internet y al hacerlo crean un nuevo entorno en su sitio web de carácter multimedia. La radio también se beneficia del carácter local y al mismo tiempo universal de internet (grupos locales presentes en un territorio global) y de las nuevas formas de consumo a la carta (podcast), haciendo uso de lo que Manuel Castells ha denominado "tiempo a temporal ".

 ¿En el nuevo panorama multimedia de la era digital que le queda, pues, de más propio en la radio?
 No cuestionaremos aquí el gran valor de la comunicación audiovisual, el valor de las imágenes, pero sí que podemos recordar que la radio tiene las ventajas de la comunicación no-visual, que también existen, en dos principales aspectos: en la posibilidad inherente a la radio de poder escuchar y hacer otras cosas, todo al mismo tiempo, y en el valor de la relación entre el lenguaje radiofónico, la imaginación y el conocimiento.

La radio tiene las ventajas de una recepción comunicativa “libre” de las "exigencias” de la visión, compatible con otras acciones fundamentales de nuestra vida cotidiana: conducir, cocinar, pasear, correr, trabajar, ducharse, etc.

Estudios realizados por la Radio Advertising Bureau británica señalan, por ejemplo, que un 90% de los oyentes escuchan la radio haciendo otras cosas, tales como hacer el trabajo de casa (36%), trabajar (27 %), conducir (34%), etc.

Se dice que todo esto también se puede hacer con música, ciertamente, pero mucho mejor con la radio que incluye la música entre sus lenguajes.

Las mismas fuentes reconocen que la gran mayoría de oyentes escuchan la radio como una actividad individual, que invita a la intimidad de la comunicación. Esto relaciona la radio con la narratividad.

El Día Mundial de la Radio nos invita a reconocer el valor propio de este medio de comunicación, a reconocer el lenguaje sonoro como un arte, a reconocer como literatura su capacidad de crear espacios imaginarios, a reconocer como cultura la integración de la música a la narrativa radiofónica, a reconocer, en fin, el valor de la palabra humana, lenguaje básico de la radio.

Walter Benjamin en su obra El narrador decía que echaba de menos gente con capacidad de narrar como es debido: "Cada día se hace más difícil encontrar personas que tengan la capacidad de de explicarnos bien las cosas. Cada día es más habitual ver cómo produce desorientación la propuesta de contar cosas en las reuniones sociales. Como si nos hubieran arrebatado una facultad que nos parecía inalienable [...]: la facultad concreta de intercambiarnos experiencias "(Walter Benjamin, El narrador Obras II, 2, p. 41.)

Corresponde a la radio recuperar esta capacidad narrativa, contribuyendo así a una cultura de diálogo, basada, en último término, en la capacidad de intercambio de experiencias.

No deberíamos olvidarnos de la radio sino, por el contrario, recuperarla como objeto de nuestras políticas culturales y de comunicación.

Publicado en: Portal de la Comunicación InCom-UAB




 

Revista Dircom

Revista DIRCOM N° 101 - Nueva Teoría Estratégica
NTE- Nacimiento, Cambios y PrincipiosRafael Alberto Pérez (Es)Rafael Alberto Pérez, el padre de la Nueva Teoría Estrat&eacut...

Comunicación Interna

La auditoría de la comunicación interna
En los últimos años, las organizaciones y sus directivos han advertido que el recurso humano es el capital más preciado con el que cuentan. El comp...

Comunicación Política

Que la pasión salga de manera limpia - Yago de Marta - Cumbre 2013 (AUDIO)
Yago de Marta adelanta parte de su participación en la próxima Cumbre Mundial de Comunicación Política en Buenos Aires, Ar...

Publicidad

Una estrategia outdoor que despeina la publicidad
Con la saturación de publicidad exterior que existe hoy en día, cautivar al consumidor en la vía publica se vuelve una tarea cada vez más complica...

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.